Tengámoslo presente cuando queramos juzgar o criticar; no nos gustaría que lo hicieran con nosotros.!Jcoa.!

»No juzguen a nadie, para que nadie
los juzgue a ustedes. 2 Porque tal como juzguen se les juzgará, y con la medida que midan a otros, se les medirá a ustedes.3 »¿Por qué te fijas en la astilla que tiene tu hermano en el ojo, y no le das importancia a la viga que está en el tuyo? 4 ¿Cómo puedes decirle a tu hermano: “Déjame sacarte la astilla del ojo”, cuando ahí tienes una viga en el tuyo? 5 ¡*Hipócrita!, saca primero la viga de tu propio ojo, y entonces verás con claridad para sacar la astilla del ojo de tu hermano.
Matteo 7:1/5 | NVI
Amén!
Jcoa!
Si cuando juzgamos nos diéramos de cuenta como le toca a esa persona su vivir; creo que no lo haríamos; pues su vida solo le pertenece a él!
Quien somos para juzgarle?
Amén!
Jcoa.!

Anuncio publicitario

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s