Onediencia Total En Jesucristo.! Jcoa.!

OBEDECER A DIOS

Charles Stanley

enero 16, 2020

Lucas 8.19-25

19 La madre y los hermanos de Jesús fueron a verlo, pero como había mucha gente, no lograban acercársele. 20 —Tu madre y tus hermanos están afuera y quieren verte —le avisaron. 21 Pero él les contestó: —Mi madre y mis hermanos son los que oyen la palabra de Dios y la ponen en práctica. Jesús calma la tormenta a – Mt 8 :23 -27 ; Mr 4 :36 -41 22 Un día subió Jesús con sus discípulos a una barca. —Crucemos al otro lado del lago —les dijo. Así que partieron, 23 y mientras navegaban, él se durmió. Entonces se desató una tormenta sobre el lago, de modo que la barca comenzó a inundarse y corrían gran peligro. 24 Los discípulos fueron a despertarlo. —¡Maestro, Maestro, nos vamos a ahogar! —gritaron. Él se levantó y reprendió al viento y a las olas; la tormenta se apaciguó y todo quedó tranquilo. 25 —¿Dónde está la fe de ustedes? —les dijo a sus discípulos. Con temor y asombro ellos se decían unos a otros: «¿Quién es éste, que manda aun a los vientos y al agua, y le obedecen?»

Luke 8:19-25 | NVI

Pedro era un pescador profesional. Sabía cómo evaluar las condiciones atmosféricas, dónde lanzar las redes y cuándo poner fin a una jornada improductiva. Debido a su experiencia, pudo haber cuestionado la instrucción del Señor que leímos en la meditación devocional de ayer. Pedro pudo haber pensado: ¿Por qué echar las redes, cuando no hemos pescado nada?

A veces, Dios nos pide que hagamos algo que parece ilógico. Puede implicar dejar un trabajo o un ministerio, asumir más responsabilidades cuando la vida ya está sobrecargada, o aceptar una tarea que parece más adecuada para otra persona. Sin embargo, por causa de Quien lo pide, hay que hacerlo.

La Biblia menciona muchas personas que enfrentaron decisiones como esas. A Abraham se le pidió que sacrificara a Isaac (Gn 22.2). A Noé se le dijo que construyera un arca en tierra seca porque vendría un diluvio (Gn 6.14). A Josué se le dio una estrategia militar que consistía en marchar alrededor de Jericó en vez de atacar la ciudad (Jos 6.2-5). A Gedeón, que era joven e inseguro, se le dijo que enviara a la mayoría de sus guerreros a sus casas antes de la batalla (Jue 7.2, 3). Todos ellos obedecieron, y luego experimentaron el poder de Dios.

No permita que la lógica humana le dicte si debe obedecer o no al Señor. Confíe en Él como lo hicieron Pedro y estos otros creyentes fieles.

Amigos cristianos en todas las naciones; obedecer a Dios Nuestro Padre Celestial es confiar plenamente en Su Palabra; es seguir sus instrucciones y consejos que nos da de Su Sabiduría; es hacerlo al pie de la letra como no lo indica y así veremos el buen resultado de hacerle caso a Su Mandato.!

Claro está que para que esto suceda debemos estar en obediencia total y estar muy atentos a escuchar lo que nos dice a través de Su Palabra; al

Escuchar dentro de nosotros a nuestra conciencia; Oír Su Voz; el consejo de

alguno de nuestros hermanos en la fe; a través de escuchar la prédica de nuestros pastores; etc.!

Debemos estar siempre alerta El Espíritu Santo de Dios nos lo dice y traduce.!

Amén.!

Jcoa.!

Anuncio publicitario

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s