¡Dar la Batalla y Ganar en Jesucristo.!      Jcoa.! 

Triunfar.! Dar la batalla y ganar.!

Is 52/13.

Jcoa

13 Miren, mi siervo triunfará; será exaltado, levantado y muy enaltecido.

Isaiah 52:13 | NVI

1. En la batalla siempre nos acompaña.! Is 43/1/3a.

Pero ahora, así dice el Señor,el que te creó, Juan de la Cruz el que te formó, Juan de la Cruz:«No temas, que yo te he redimido; te he llamado por tu *nombre; tú eres mío.2 Cuando cruces las aguas, yo estaré contigo; cuando cruces los ríos, no te cubrirán sus aguas; cuando camines por el fuego, no te quemarás ni te abrasarán las llamas. 3 Yo soy el Señor, tu Dios, el *Santo de Israel, tu salvador;

Isaiah 43:1-3a | NVI

2. Recibimos Su LLamado.!

Sólo yo he hablado; sólo yo lo he llamado. Lo haré venir, y triunfará en su misión. 16 »Acérquense a mí, escuchen esto: »Desde el principio, jamás hablé en secreto; cuando las cosas suceden, allí estoy yo.» Y ahora el Señor omnipotenteme ha enviado con su Espíritu.

Isaiah 48:15-16 | NVI

3. Esforzarnos. Todo esfuerzo tiene su recompensa celestial.! Sal 101/2. 

2 Quiero triunfar en el *camino de perfección:¿Cuándo me visitarás? Quiero conducirme en mi propia casa con integridad de corazón.

Psalms 101:2 | NVI

4. Vencedores.! Triunfamos sobre el mal.! Ro 12/21.

21 No te dejes vencer por el mal; al contrario, vence el mal con el bien.

Romans 12:21 | NVI

5. Recibimos El Poder y Autoridad de Nuestro Padre Celestial.! Lc 10/19.

19 Sí, les he dado autoridad a ustedes para pisotear serpientes y escorpiones y vencer todo el poder del enemigo; nada les podrá hacer daño. 

Luke 10:19 | NVI

6. Somos sus elegidos para la batalla final.! Apoc 17/14. 

14 Le harán la guerra al Cordero, pero el Cordero los vencerá, porque es Señor de señores y Rey de reyes, y los que están con él son sus llamados, sus escogidos y sus fieles.»

Revelation 17:14 | NVI

Amigos cristianos en todas las naciones; la batalla es de Señor Jesucristo Dios Todopoderoso; nosotros debemos estar a Su Lado para ser vencedores; en la batalla diaria que tenemos con nuestra carne, conducta y forma de ser y actuar.

Por qué queremos hacer lo bueno; y se nos presentan obstáculos, decisiones, problemas, que resolver; si estamos preparados con La Palabra de Dios y seguimos sus instrucciones la batalla es nuestra, saldremos vencedores testificando El Poder y Autoridad de Nuestro Padre Celestial en nosotros.! 

Recapacitemos, entreguémonos totalmente a Mi Sr Jesucristo, El Fruto y poder de Su Espíritu Santo nos hace vencedores en todo tiempo y lugar.! 

Amen.! 

Jcoa.!

¡El Buen Consejero. Jesucristo.!   Jcoa.! 

Consejos.! Sal 32/8. 

Jcoa.! 

8 El Señor dice:«Yo te instruiré, yo te mostraré el *camino que debes seguir; yo te daré consejos y velaré por ti.

Psalms 32:8 | NVI

Señor muéstranos el camino; necesitamos seguirte a ti.! 

Mi Sr Jesucristo Tu eres El Camino.! 

1. Escuchar y atender el consejo Divino.! Prov 4/20/21.

20. Hijo mío, atiende a mis consejos; escucha atentamente lo que digo. 21 No pierdas de vista mis palabras; guárdalas muy dentro de tu corazón.

Proverbs 4:20- 21 | NVI

2. Recibimos El Espíritu de Dios.! Is 11/2. 

2 El Espíritu del Señor reposará sobre él: espíritu de sabiduría y de entendimiento, espíritu de consejo y de poder, espíritu de conocimiento y de temor del Señor.

Isaiah 11:2 | NVI

3. Recibir el Consejo Divino y practicarlo.! Prov 19/20. 

20 Atiende al consejo y acepta la corrección, y llegarás a ser sabio.

Proverbs 19:20 | NVI

4. Seguir el consejo nos da sabiduría para vivir.! Prov 8/14/17. 

14. Míos son el consejo y el buen juicio; míos son el entendimiento y el poder.15 Por mí reinan los reyes y promulgan leyes justas los gobernantes.16 Por mí gobiernan los príncipes y todos los nobles que rigen la tierra. 17 A los que me aman, les correspondo; a los que me buscan, me doy a conocer.

Proverbs 8:14-17 | NVI

5. El mal consejero destruye vidas; el buen consejero las salva.! Sal 1/1/3. 

1. Dichoso el *hombre que no sigue el consejo de los malvados, ni se detiene en la senda de los pescadores ni cultiva la amistad de los *blasfemos,2 sino que en la *ley del Señor se deleita, y día y noche medita en ella. 3 Es como el árbol plantado a la orilla de un río que, cuando llega su tiempo, da fruto y sus hojas jamás se marchitan.¡Todo cuanto hace prospera!

Psalms 1:1- 3 | NVI

Amigos cristianos en todas las naciones; recibir el consejo de parte de Nuestro Padre Celestial nos da vida abundante espiritualmente, bienestar, sabiduría, así nosotros aprenderemos a escuchar y dar el buen consejo a quien lo necesite; rechazaremos al mal consejero y sus consejos que destruyen vidas.! 

En nuestro encuentro íntimo de oración a Nuestro Padre Celestial; expondremos nuestras dudas y necesidades para recibir Su Consejo así al ponerlo en práctica nos dará el resultado bueno de Su Bendición.! 

Atender Su reprensión cuando no hacemos caso a Su Palabra; nos moldeará y sacara lo malo de nuestra conducta y mal proceder.! 

Saldremos restaurados para seguir siendo de bendición.! 

Amen.!

Jcoa.!

¡Somos Testimonio para las Naciones.! Jcoa.!

CÓMO MANTENER NUESTRO BUEN TESTIMONIO EN LAS PRUEBAS.septiembre 26, 2018

Charles Stanley

1 Pedro 2.11, 12

11 Queridos hermanos, les ruego como a extranjeros y peregrinos en este mundo, que se aparten de los deseos pecaminosos que combaten contra la *vida. 12 Mantengan entre los incrédulos una conducta tan ejemplar que, aunque los acusen de hacer el mal, ellos observen las buenas obras de ustedes y glorifiquen a Dios en el día de la salvación.

1 Peter 2:11-12 | NVI

Los cristianos estamos siendo observados. Es bueno recordarlo cuando interactuamos con las personas que nos rodean. La manera como reaccionamos ante las dificultades, inconvenientes y tentaciones, es un testimonio para el cristianismo, y lo último que queremos hacer es dar una falsa impresión de Cristo.

Muchas veces surgen situaciones desafiantes de repente. Por eso, es importante que nos preparemos de antemano; así estaremos equipados para dar un buen testimonio. Para estar preparado

1. Permanezca en la Palabra de Dios. 

Conocer la Biblia le ayuda a ver las situaciones desde la perspectiva de Dios, y a saber cómo quiere Él que usted responda.

2. Ore. 

Haga de la oración la reacción inmediata a sus problemas. Si trae sus preocupaciones a Dios, la paz del Señor guardará su corazón y su mente, lo que es un poderoso testimonio para un mundo que está observando (Fil 4.6, 7). 6 No se inquieten por nada; más bien, en toda ocasión, con oración y ruego, presenten sus peticiones a Dios y denle gracias. 7 Y la paz de Dios, que sobrepasa todo entendimiento, cuidará sus corazones y sus pensamientos en Cristo Jesús.

Philippians 4:6-7 | NVI

3. Confíe y obedezca. 

Cuando usted confía en las promesas de Dios, su paz y su confianza en Él resaltarán entre aquellos que están consumidos por el temor y la ansiedad.

4. Recuerde a quién le pertenece. 

Es de Dios y ha sido comprado por la sangre preciosa de Cristo (1 P 1.17-19). Su vida es evidencia de la gracia de Dios, y su carácter, conducta y conversación siempre deben reflejar a Cristo.

5. Sea benévolo y amable con los demás. 

No deje que sus problemas se conviertan en enojo y culpa. Los pequeños actos de bondad y un espíritu de perdón son un tremendo testimonio para un mundo donde tales cosas son raras. Las contrariedades y los problemas parecen obstáculos, pero nuestro testimonio puede cambiar la vida de alguien si refleja el amor de Jesucristo.

Amigos cristianos en todas las naciones; presentémonos siempre dignos de ser discípulos de Mi Sr Jesucristo; en todo momento nos están observando, juzgando, culpando o aprobando nuestra conducta cristiana; son severos por qué quieren encontrar disculpas para no seguir a Mi Sr Jesucristo.! 

Pero nosotros debemos ser testimonio puro, transparente, mostrando que siempre estamos dispuestos ayudar y bendecir cualquiera que sean las circunstancias que estemos pasando; hacemos el bien sin mirar a quien.! 

Somos de bendicion.! 

Estamos prestos en todo tiempo.! 

Predicamos La Palabra de Dios con nuestro testimonio.! 

Cada uno de nosotros somos una nación en Jesucristo.! 

Amen.! 

Jcoa.

¡Dar Genrosamente; Ayuda  a Tu Prójimo.!jcoa.!

LA ECONOMÍA DE DIOS Y LA GENEROSIDADCharles Stanley

septiembre 25, 2018

2 Corintios 9.6-15

 6 Recuerden esto: El que siembra escasamente, escasamente cosechará, y el que siembra en abundancia, en abundancia cosechará.7 Cada uno debe dar según lo que haya decidido en su corazón, no de mala gana ni por obligación, porque Dios ama al que da con alegría. 8 Y Dios puede hacer que toda gracia abunde para ustedes, de manera que siempre, en toda circunstancia, tengan todo lo necesario, y toda buena obra abunde en ustedes. 9 Como está escrito: «Repartió sus bienes entre los pobres;su justicia permanece para siempre.» 10 El que le suple semilla al que siembra también le suplirá pan para que coma, aumentará los cultivos y hará que ustedes produzcan una abundante cosecha de justicia. 11 Ustedes serán enriquecidos en todo sentido para que en toda ocasión puedan ser generosos, y para que por medio de nosotros la generosidad de ustedes resulte en acciones de gracias a Dios.12 Esta ayuda que es un servicio sagrado no sólo suple las necesidades de los *santos sino que también redunda en abundantes acciones de gracias a Dios. 13 En efecto, al recibir esta demostración de servicio, ellos alabarán a Dios por la obediencia con que ustedes acompañan la confesión del *evangelio de Cristo, y por su generosa solidaridad con ellos y con todos. 14 Además, en las oraciones de ellos por ustedes, expresarán el afecto que les tienen por la sobreabundante gracia que ustedes han recibido de Dios. 15 ¡Gracias a Dios por su don inefable!

2 Corinthians 9:6-15 | NVI

Cuando era niño, mi madre y yo apenas teníamos dinero para comida, techo y ropa, pero eso nunca le impidió ser generosa. Si uno de mis amigos le pedía comida, siempre le daba algo de comer, incluso aunque fuera solo un trozo de pan. Como niño, yo temía que no tuviéramos suficiente para nosotros, pero mi madre sabía que la economía del Señor funciona de manera diferente a la del mundo.

La sabiduría del mundo dice: “Gana todo lo que puedas, y haz todo lo que puedas para guardarlo”, pero los caminos de Dios son lo opuesto. En el pasaje de hoy, el apóstol Pablo usa las leyes naturales de la agricultura para enseñarnos los principios del Señor sobre la generosidad. Los agricultores saben que sembrar pocas semillas no resultará en una gran cosecha, pero eso es lo que algunos hacen cuando se trata de dar. Prefieren guardar la mayor parte de su semilla en el granero para asegurarse de que estará segura.

Sin embargo, cuando hacemos esto nos volvemos como el hombre de la parábola de ayer: se esforzó mucho por guardar todo lo que tenía, pero terminó su vida sin nada de valor eterno (Lc 12.15-21). 15 »¡Tengan cuidado! —advirtió a la gente—. Absténganse de toda avaricia; la vida de una persona no depende de la abundancia de sus bienes. 16 Entonces les contó esta parábola: —El terreno de un hombre rico le produjo una buena cosecha. 17 Así que se puso a pensar: “¿Qué voy a hacer? No tengo dónde almacenar mi cosecha.” 18 Por fin dijo: “Ya sé lo que voy a hacer: derribaré mis graneros y construiré otros más grandes, donde pueda almacenar todo mi grano y mis bienes. 19 Y diré: Alma mía, ya tienes bastantes cosas buenas guardadas para muchos años. Descansa, come, bebe y goza de la vida.” 20 Pero Dios le dijo: “¡Necio! Esta misma noche te van a reclamar la *vida. ¿Y quién se quedará con lo que has acumulado?” 21 »Así le sucede al que acumula riquezas para sí mismo, en vez de ser rico delante de Dios.

Luke 12:15-21 | NVI

Vivir en la economía divina de Dios requiere fe en sus promesas. Si como cristianos, creemos en Él para nuestra salvación eterna. Entonces, ¿por qué somos reacios para confiarle nuestro dinero?

Somos llamados a ser vasos por medio de los cuales el Padre bendice a su iglesia y a otros. Él nos ha prometido pan suficiente y más semillas para sembrar. Cuando aprendemos sus caminos y confiamos en lo que Él ha escrito, el Señor es glorificado, y segamos una cosecha abundante de justicia.

Amigos cristianos en todas las naciones; dar con generosidad ayudando a quien lo necesite es aliviar la vida de alguien que está pasando por un momento difícil y no tiene como hacerlo o resolverlo y tú le tiendes la mano; te aseguro que no te olvidará, muy agradecido quedará; le aliviaste su camino; y si podemos hacer más por él le damos Palabra y vida en Jesucristo.! 

Seamos de bendición ayudemos a nuestro prójimo; no sólo el que no tiene necesita de Jesucristo; el que tiene también necesita ayuda y guía espiritual para su vida.! 

Amen.!

Jcoa.!

¡Somos Su Creación Admirable.! Jcoa.!

Somos Su Creación.! Jcoa.! 

Is 43/1/2.

Pero ahora, así dice el Señor,el que te creó, Jacob, el que te formó, Israel:«No temas, que yo te he redimido; te he llamado por tu *nombre; tú eres mío.2 Cuando cruces las aguas, yo estaré contigo; cuando cruces los ríos, no te cubrirán sus aguas; cuando camines por el fuego, no te quemarás ni te abrasarán las llamas.

Isaiah 43:1-2 | NVI

1. Creados por Nuestro Padre Celestial.! Is 43/1a.

2. No al temor tenemos el Espíritu Santo de Dios.! 1b.

3. Redimidos por la sangre de Mi Sr Jesucristo.! 1c. 

4. Somos sus hijos.! 2a.

5. Nos proteje de todo mal; en el camino.! 2b.

Amigos cristianos en todas las naciones; hemos sido creados por Nuestro Padre Celestial; para dar y recibir fruto de Su Espíritu Santo; Gal 5/22/23.. En cambio, el fruto del Espíritu es amor, alegría, paz, paciencia, amabilidad, bondad, *fidelidad, 23 humildad y dominio propio. 

Galatians 5:22-23a | NVI. 

Nos ha preparado para resistir toda prueba; en El somos más que vencedores; tenemos que mantenernos firmes y expectantes en todo momento de nuestras vidas; porque nuestra fe debe ser a toda prueba; no importa el camino por donde vayamos; ni las situaciones difíciles que vivamos; siempre en Jesucristo saldremos victoriosos.! 

Amen.!

Jcoa.!