¡Librémonos del pecado! Jcoa.!

El pecado y sus consecuencias.!Pastor Luis Enrique Cerón.!

Apuntes Jcoa.!

1A Jn 1/6/10.

6 Si afirmamos que tenemos comunión con él, pero vivimos en la oscuridad, mentimos y no ponemos en práctica la verdad. 7 Pero si vivimos en la luz, así como él está en la luz, tenemos comunión unos con otros, y la sangre de su Hijo Jesucristo nos limpia de todo pecado.8 Si afirmamos que no tenemos pecado, nos engañamos a nosotros mismos y no tenemos la verdad. 9 Si confesamos nuestros pecados, Dios, que es fiel y justo, nos los perdonará y nos limpiará de toda maldad. 10 Si afirmamos que no hemos pecado, lo hacemos pasar por mentiroso y su palabra no habita en nosotros.

1 John 1:6-10 | NVI

¿Qué tan consientes somos de nuestros pecados?

Lc 6/41/42. 41 »¿Por qué te fijas en la astilla que tiene tu hermano en el ojo y no le das importancia a la viga que tienes en el tuyo? 42 ¿Cómo puedes decirle a tu hermano: “Hermano, déjame sacarte la astilla del ojo”, cuando tú mismo no te das cuenta de la viga en el tuyo? ¡*Hipócrita! Saca primero la viga de tu propio ojo, y entonces verás con claridad para sacar la astilla del ojo de tu hermano.

Luke 6:41-42 | NVI

¿Que es Pecado?

Salirse del camino correcto.

Es llamativo.

En todo cristiano hay una lucha interna entre el bien y mal.

Negociar los principios bíblicos. 

La apatía y la deferencia negocian sus principios cristianos.

1. El pecado y sus consecuencias.

1.1 Mi pecado afecta a los demás. Jos 7/20/21/24/25.

20 Acán le replicó:—Es cierto que he pecado contra el Señor, Dios de Israel. Ésta es mi falta: 21 Vi en el botín un hermoso manto de Babilonia, doscientas monedas de plata y una barra de oro de medio kilo.[D] Me deslumbraron y me apropié de ellos. Entonces los escondí en un hoyo que cavé en medio de mi carpa. La plata está también allí, debajo de todo.

Joshua 7:20-21 | NVI

24 Y Josué y todos los israelitas tomaron a Acán, bisnieto de Zera, y lo llevaron al valle de Acor, junto con la plata, el manto y el oro; también llevaron a sus hijos, sus hijas, el ganado, su carpa y todas sus posesiones. Cuando llegaron al valle de Acor, 25 Josué exclamó:—¿Por qué has traído esta desgracia sobre nosotros? ¡Que el Señor haga caer sobre ti esa misma desgracia!Entonces todos los israelitas apedrearon a Acán y a los suyos, y los quemaron. 

Joshua 7:24-25 | NVI

Ocultar el Pecado y afanosos de cómo esconderlo. 

Él pecado trae consecuencia que afectan nuestras familias y a todas las personas que nos aman y nos rodean. 

1.2 Perdida de efectividad en la oración. Is 59/1/2. 

La mano del Señor No es corta para salvar, ni es sordo su oído para oír.2 Son las iniquidades de ustedeslas que los separan de su Dios.Son estos pecados los que lo llevana ocultar su rostro para no escuchar.

Isaiah 59:1-2 | NVI

En Pecado la oración es ineficaz.

Dios no respalda la oración cuando estamos en pecado. 

1 P3/7. 7 De igual manera, ustedes esposos, sean comprensivos en su vida conyugal, tratando cada uno a su esposa con respeto, ya que como mujer es más delicada, y ambos son herederos del grato don de la vida. Así nada estorbará las oraciones de ustedes.

1 Peter 3:7 | NVI

1.3 El corazón se endurece. Heb 3/12/13. 

12 Cuídense, hermanos, de que ninguno de ustedes tenga un corazón pecaminoso e incrédulo que los haga apartarse del Dios vivo. 13 Más bien, mientras dure ese «hoy», anímense unos a otros cada día, para que ninguno de ustedes se endurezca por el engaño del pecado. 

Hebrews 3:12-13 | NVI

1.4 Se rompe la comunión. 1J 1/5/7. 

5 Éste es el mensaje que hemos oído de él y que les anunciamos: Dios es luz y en él no hay ninguna oscuridad. 6 Si afirmamos que tenemos comunión con él, pero vivimos en la oscuridad, mentimos y no ponemos en práctica la verdad. 7 Pero si vivimos en la luz, así como él está en la luz, tenemos comunión unos con otros, y la sangre de su Hijo Jesucristo nos limpia de todo pecado.

1 John 1:5-7 | NVI

1.5 Apaga el Espíritu. 

1Tes 5/19. 

19. No apaguen el Espíritu, 

1 Thessalonians 5:19 | NVI

¿ La razón de ser cristiano cuál es? 

Ser transformados en el Espíritu Santo de Dios. 

Nos guía a toda verdad. 

El fruto del Espíritu no se ve. 

2. Cómo evitar las Consecuencias de pecar. 

2.1 Velando. Mt 26/41. 

41 Estén alerta y oren para que no caigan en *tentación. El espíritu está dispuesto, pero el cuerpo es débil.»

Matthew 26:41 | NVI

2.2 Un genuino arrepentimiento. Ez 18/21/23. 

21 »Si el malvado se *arrepiente de todos los pecados que ha cometido, y obedece todos mis decretos y practica el derecho y la justicia, no morirá; 22 vivirá por practicar la justicia, y Dios se olvidará de todos los pecados que ese malvado haya cometido. 23 ¿Acaso creen que me complace la muerte del malvado? ¿No quiero más bien que abandone su mala conducta y que viva? Yo, el Señor, lo afirmo.

Ezekiel 18:21-23 | NVI

Jn 8/10/11. 

10 Entonces él se incorporó y le preguntó:—Mujer, ¿dónde están?[M] ¿Ya nadie te condena?11 —Nadie, Señor.—Tampoco yo te condeno. Ahora vete, y no vuelvas a pecar.

John 8:10-11 | NVI

Amigos cristianos en todas las naciones, tremenda Palabra para nuestras vidas; Nuestro Padre Celestial nos alerta para que recapacitemos y nos demos cuenta del mal que podemos causar en nuestro hogar, trabajo, estudio, familiares, en todo lugar en donde nos encontremos. ¿llevaremos el mal en nuestras vidas a acusa del pecado?

¿O llevaremos Bendiciones que es lo que nos corresponde como Hijos de Dios?  

Siempre tendremos estos dos caminos, debemos elegir entre el Bien y el mal; es una lucha constante que tenemos diariamente la cual tenemos ganada por qué El Espíritu de Dios mora en nosotros y nos redarguye, alerta, y su fruto mora en nosotro. Gal 5/22/23. 22 En cambio, el fruto del Espíritu es amor, alegría, paz, paciencia, amabilidad, bondad, *fidelidad, 23 humildad y dominio propio. 

Galatians 5:22-23a | NVI

Tenemos armas con que combatir el pecado y salir siempre victoriosos, confesemos todos nuestros pescados a Nuestro Salvador y Señor Jesucristo El nos sana, limpia, purifica y nos santifica redimiéndonos de todo mal y mantengamos siempre firme el propósito de no pecar, alejémonos de la tentación y de todo lo perverso. 

Seamos de bendición en el lugar en donde nos encontremos.

Amen.!

Jcoa.!

¡Vayamos por las Naciones.! Jcoa.!

INVERTIR PARA LA ETERNIDADCharles Stanley

octubre 26, 2017

Mateo 28.18-20

18 Jesús se acercó entonces a ellos y les dijo:—Se me ha dado toda autoridad en el cielo y en la tierra. 19 Por tanto, vayan y hagan discípulos de todas las *naciones, bautizándolos en el nombre del Padre y del Hijo y del Espíritu Santo, 20 enseñándoles a obedecer todo lo que les he mandado a ustedes. Y les aseguro que estaré con ustedes siempre, hasta el fin del mundo.[A]

Matthew 28:18-20 | NVI

La vida cristiana es una vida activa dedicada a trabajar, servir, compartir y ayudar. Muchas veces pensamos que ser cristiano significa solo ir a la iglesia cada domingo por la mañana y ofrendar. Es un buen hábito, pero si esa es la totalidad de su vida cristiana, entonces debo decirle que está equivocado.

Jesucristo ha hecho el llamado a todos sus seguidores de ir al mundo y hacer discípulos, bautizarles y enseñarles. Usted dirá: “Bueno, eso es para los pastores y los misioneros”. No, no es así. Es, en realidad, la responsabilidad de todos los que invocan el nombre de Jesús.

Observe la primera palabra de Mateo 28.19. ¿Qué dice Jesús? Dice: “Id”. En palabras de hoy, está diciendo: “¡Salgan del sofá! ¡Apaguen el televisor! ¡Cierren la computadora! ¡Levántense, miren el mundo a su alrededor, y háblenle a alguien de Mí!”

No se trata de una sugerencia, ni tampoco es una palabra solo para un puñado de creyentes. Si usted ha sido salvado por la sangre de Cristo, ¡Jesús también le está hablando a usted!

Hacer discípulos no significa dejar el trabajo y convertirse en misionero a tiempo completo en un lugar remoto de la Tierra. Usted puede salir, tocar la puerta de su vecino y presentarle a Cristo. No necesita predicar sermones impresionantes a los demás, sino simplemente tener un corazón abierto y dispuesto a cumplir con el llamado que le ha sido hecho por Jesucristo.

¿Qué pudiera hacer usted ahora mismo para “ir y hacer discípulos”? Piense en las cosas que puede hacer hoy para responder al llamado de Dios a su vida.

TESTIGOS DE CRISTO

octubre 27, 2017

Hechos 1.4-8

4 Una vez, mientras comía con ellos, les ordenó:—No se alejen de Jerusalén, sino esperen la promesa del Padre, de la cual les he hablado 5 Juan bautizó con[A] agua, pero dentro de pocos días ustedes serán bautizados con el Espíritu Santo.6 Entonces los que estaban reunidos con él le preguntaron:—Señor, ¿es ahora cuando vas a restablecer el reino a Israel?7 —No les toca a ustedes conocer la hora ni el momento determinados por la autoridad misma del Padre —les contestó Jesús—. 8 Pero cuando venga el Espíritu Santo sobre ustedes, recibirán poder y serán mis testigos tanto en Jerusalén como en toda Judea y Samaria, y hasta los confines de la tierra.

Acts 1:4-8 | NVI

Testificar de Cristo puede ser algo inquietante para muchos creyentes. Aunque queramos obedecer el llamado del Señor de “Id y haced discípulos” (Mt 28.19), nos preguntamos: ¿Qué puedo hacer? o ¿Qué puedo decir? Puede ser un poco intimidante pensar que tenemos que hacerlo todo. Felizmente, no estamos solos.

Vea de nuevo los versículos clave de ayer, en Mateo 28.18-20. Por saber que estaba dando una orden potencialmente embarazosa, el Señor la expresó de manera calculada. Notemos que este pasaje tiene básicamente tres componentes:

1. Jesús tiene toda autoridad en el cielo y en la Tierra.

2. Debemos ir a hacer discípulos.

3. Jesús estará con nosotros en cada paso del camino.

Estas palabras, junto con la promesa del Espíritu Santo en Hechos 1.8, nos revelan que la responsabilidad de hacer discípulos no es solo nuestra. Jesús no solamente está presente con nosotros, sino también derramando su poder en nosotros para que podamos ser sus testigos de una manera más efectiva, y ser sus embajadores en el mundo. El trabajo y el poder son de Él. Nosotros somos apenas instrumentos suyos para hacer su trabajo.

Dios quiere usarnos, pero no nos ha dejado el trabajo solo a nosotros. Él, que tiene todo el poder y toda la autoridad en el universo, está a nuestro lado paso a paso, y ha puesto ese poder en nosotros por medio de su Santo Espíritu. Todo lo que necesitamos lo tenemos a nuestro alcance. Lo único que tenemos que hacer es obedecer la orden de “Id”. ¿A dónde le guiará a usted esa orden hoy?

Amigos cristianos en todas las naciones, el llamado es claro; ir hacer discípulos en todas las naciones, que nuestro testimonio sirva para que todas las personas que se encuentren a nuestro alrededor conozcan de Mi Sr Jesucristo.

Para cada uno de nosotros hay una misión de parte de Mi Sr Jesucristo y la haremos de acuerdo al llamado y a los dones y talentos que se nos han otorgado por El Espíritu Santo de Dios. 

Así que tenemos una responsabilidad muy grande e importante para cumplir. 

Bendiciones a granel en sus vidas.! 

Amen.!

Jcoa.!

¡Vivir por Fe.! Jcoa.!

La importancia de la Fe.!Victoria sobre la obscuridad.!

Neil T Anderson.!

Heb 11/1. 

Ahora bien, la fe es la garantía de lo que se espera, la certeza de lo que no se ve. 

Hebrews 11:1 | NVI

La fe en Dios es parte fundamental en nuestra vida cristiana. 

Heb 11/5/6. 5 Por la fe Enoc fue sacado de este mundo sin experimentar la muerte; no fue hallado porque Dios se lo llevó, pero antes de ser llevado recibió testimonio de haber agradado a Dios. 6 En realidad, sin fe es imposible agradar a Dios, ya que cualquiera que se acerca a Dios tiene que creer que él existe y que recompensa a quienes lo buscan.

Hebrews 11:5-6 | NVI

Creer lo que Dios es, lo que dice, y lo que hace es la llave para El Reino de Dios. 

1. Somos salvos por Fe. Efe 2/8/9. 8 Porque por gracia ustedes han sido salvados mediante la fe; esto no procede de ustedes, sino que es el regalo de Dios, 9 no por obras, para que nadie se *jacte.

Ephesians 2:8-9 | NVI

2C 5/7. 7 Vivimos por fe, no por vista. 

2 Corinthians 5:7 | NVI

2. La Fe depende de su objeto. 

Lo importante es en que o en quien creemos; decir que vivimos por fe si no entendemos el objetivo de nuestra fe, no se puede tener fe en la fe ya que esta no sirve si no se tiene un objetivo. 

¿Qué sucede cuando el objeto de la fe no es confiable?

Desistimos. 

El gran objeto de la es en Jesucristo , por qué en El todo lo pedimos hacer. Heb 13/8. 8 *Jesucristo es el mismo ayer y hoy y por los siglos.

Hebrews 13:8 | NVI

Si queremos que nuestra fe en Jesucristo Crezca, debemos incrementar nuestro conocimiento de El, y lo encontramos en Su Palabra. 

3. Fe implica Acción. Stgo 2/17/18. 17 Así también la fe por sí sola, si no tiene obras, está muerta.18 Sin embargo, alguien dirá: «Tú tienes fe, y yo tengo obras.»Pues bien, muéstrame tu fe sin las obras, y yo te mostraré la fe por mis obras. 

James 2:17-18 | NVI

Si creemos en Dios y Su Palabra viviremos de acuerdo a ella, es decir todo lo que hacemos es esencialmente, producto de lo que hemos elegido creer. 

Si creemos de verdad en Jesucristo nos veremos afectados en nuestro diario caminar y hablar, proferiremos Palabra de Dios. 

Amigos cristianos en todas las naciones, vivir por fe es creerle a Mi Sr Jesucristo, que todo lo podemos hacer si actuamos de acuerdo a Sus Enseñanzas que están vivas en La Palabra de Dios. 

Todos los días de Su Vida Mi Sr Jesucristo dejo Su testimonio de vivir por fe. Él sabía que todo lo que hacía provenía de Nuestro Padre Celestial, sus milagros, enseñanzas, con quien compartía salía lleno de vida, con deseos de hacer la Voluntad de Dios. 

Así nosotros debemos impactar con nuestro testimonio, la conversión y renovación que recibimos en Jesucristo para que todas las personas que pasen por nuestras vidas, quieran conocer de Su Salvador. 

La mejor manera de hacerlo es con nuestros actos de amor por el prójimo, ayudando a quien necesite un consejo, una palabra de aliento, un ayuda espiritual, mostrarnos tal como lo hizo Mi Sr Jesucristo cada día de Su Vida. 

Así veremos cómo se acercan a Jesucristo todos los que nos vean vivir por fe.! 

Amen.! 

Jcoa.!

El Perdón.! Jcoa.!

EL PROCESO DEL PERDÓNCharles Stanley.!

octubre 25, 2017

Mateo 6.9-15

9 »Ustedes deben orar así: »“Padre nuestro que estás en el cielo,*santificado sea tu nombre,10 venga tu reino,hágase tu voluntaden la tierra como en el cielo.11 Danos hoy nuestro pan cotidiano.[E]12 Perdónanos nuestras deudas,como también nosotros hemos perdonado a nuestros deudores.13 Y no nos dejes caer en *tentación,sino líbranos del maligno.”[F] 14 »Porque si perdonan a otros sus ofensas, también los perdonará a ustedes su Padre celestial. 15 Pero si no perdonan a otros sus ofensas, tampoco su Padre les perdonará a ustedes las suyas.

Matthew 6:9-15 | NVI

Perdonar a quienes nos han herido es una de las tareas más difíciles. El tener simplemente el deseo de obedecer a Dios, o de decir las palabras correctas, no cumple necesariamente la tarea. Los recuerdos y el dolor pueden permanecer en la mente, haciéndonos sentir que somos víctimas de una injusticia y despertando ira en nosotros.

Aunque tenemos la responsabilidad de tomar la iniciativa después de haber sido heridos, perdonar es un proceso. Hay que empezar de inmediato para evitar que se desarrolle una raíz de amargura. Pero recuerde que cuanto más profunda sea la herida, más tiempo necesitará para poder perdonar. Nunca se desanime, porque el Señor estará con usted en cada paso del camino.

Arrepentirse ante Dios es el inicio del proceso. Venga ante Él, confesando cualquier resentimiento y reconociéndolo como pecado. Al poner su ira y su dolor delante del Señor, permita que Él comience a sanar su corazón herido.

A veces, el proceso puede también implicar ir a la persona que le ofendió, y confesarle su actitud pecaminosa hacia ella. Este es un momento, no para acusar o detallar las faltas de la otra persona, sino simplemente para reconocer las suyas. Aunque la falta cometida contra usted puede parecer mayor que su actitud de no perdonar a la otra persona, evite la tentación de “jerarquizar” las faltas. Deje el juicio a Dios.

El perdón da libertad de la turbación que acompaña el resentimiento. Al ocuparse del proceso, usted comenzará a ver con ojos de compasión a la persona que le hirió. Al final, podrá dar gracias a Dios por la oportunidad de aprender a perdonar y de vivir en su gracia abundante.

Amigos cristianos en todas las naciones, perdonar el pasado, el presente a todas las personas que nos han ofendido, es un acto de obediencia a Nuestro Padre Celestial; y un descanso espiritual para nuestras vidas. ¿Porque? 

Cuando perdonamos de corazón limpiamos nuestra mente y todos los recuerdos malos, ofensas, transgresiones, se van de nuestras vidas y a las personas que nos hicieron daño, podemos volver a recibirlas sin guardar ningún rencor por los daños que nos causaron, estamos sanos espiritualmente y podemos expresar amor de nuevo. 

Cuando no perdonamos nos llenamos de rencor y odio hacia las personas que nos ofendieron y transgredieron nuestras vidas; pero qué pasa con nosotros; nos volvemos de mal genio, amargados, rencorosos, y nos hacemos daño espiritualmente y no tendremos paz.

Perdonar no es fácil pero cuando lo hacemos de corazón, estamos siguiendo el ejemplo de Mi Sr Jesucristo, por qué El Si nos ha perdonado todos nuestros pecados y murió por nosotros para darnos vida eterna. Lc 6/37.  

37 »No juzguen, y no se les juzgará. No condenen, y no se les condenará. Perdonen, y se les perdonará. 

Luke 6:37 NVI

2.Cor 2/10. 

10 A quien ustedes perdonen, yo también lo perdono. De hecho, si había algo que perdonar, lo he perdonado por consideración a ustedes en presencia de Cristo, 

2 Corinthians 2:10 | NVI

Heb 8/12. 

12 Yo les perdonaré sus iniquidades,y nunca más me acordaré de sus pecados.»

Hebrews 8:12 | NVI

Perdonémonos mutuamente por qué nosotros también tenemos que pedirle perdón a todas las personas que hemos ofendido, y si lo podemos hacer personalmente, le daremos paz a sus vidas y a las nuestras.!

Amen.!

Jcoa.!

¡Andemos en la Plenitud del Espíritu.! Jcoa.!

¡Andar en la Plenitud del Espíritu!Neil T Anderson.!

2 Cor 3/17. 17 Ahora bien, el Señor es el Espíritu; y donde está el Espíritu del Señor, allí hay libertad. 

2 Corinthians 3:17 | NVI

Si. Andar en la plenitud del Espíritu no es licencia, ni legalismo, es Libertad. 

Nuestra libertad en Jesucristo es uno de los bienes más preciados que hemos recibido de nuestra unión espiritual con Nuestro Dios Todopoderoso; pies yo que el Espíritu del Señor está en nosotros, somos libres para llegar a ser la persona que quería que fuéramos al crearnos. 

Ya no estamos obligados a andar según la carne como éramos antes de nuestra conversión en Jesucristo.

¿Cuánto fruto podemos llevar si tratamos de hacerlo todo por nuestro propio esfuerzo? Ninguno. Sin Jesucristo nada podemos hacer. Jn 15/5. 5 »Yo soy la vid y ustedes son las ramas. El que permanece en mí, como yo en él, dará mucho fruto; separados de mí no pueden ustedes hacer nada. 

John 15:5 | NVI

Nuestro Padre Celestial nos ha encargado (Iglesia), Su Obra durante esta era, tenemos el privilegio de plantar y regar y Jesucristo, nos da el crecimiento. Efe 3/10. 10 El fin de todo esto es que la sabiduría de Dios, en toda su diversidad, se dé a conocer ahora, por medio de la iglesia, a los poderes y autoridades en las regiones celestiales, 

Ephesians 3:10 | NVI 

Somos sus colaboradores. 1 Cor 3/6/9. 6 Yo sembré, Apolos regó, pero Dios ha dado el crecimiento. 7 Así que no cuenta ni el que siembra ni el que riega, sino sólo Dios, quien es el que hace crecer. 8 El que siembra y el que riega están al mismo nivel, aunque cada uno será recompensado según su propio trabajo. 9 En efecto, nosotros somos colaboradores al servicio de Dios; y ustedes son el campo de cultivo de Dios, son el edificio de Dios.

1 Corinthians 3:6-9 | NVI

Si no plantamos y regamos nada crece.

Amigos cristianos en todas las naciones, vivir en El Espíritu Santo de Dios es vivir en Santidad, llevar nuestras vidas en obediencia a sus Mandamientos, seguir y hacer Su Santa Voluntad; así seremos guiados y aprenderemos a sembrar, regar, cosechar y recoger el cultivo del fruto de nuestro trabajo predicando a las naciones, por qué donde vivamos esa ciudad y esa nación son de Mi Sr Jesucristo.

Somos sus embajadores, le representamos y debemos hacerlo de una manera digna de ser Hijos de Nuestro Padre Celestial, Hermanos de Mi Sr Jesucristo llevando El Poder del Espíritu Santo de Dios, predicando, obrando y actuando  

de acuerdo a sus principios, llevando una vida piadosa, dando fruto en todo lugar donde nos encontremos. 

Demos a conocer a toda persona ese fruto del Espíritu Santo de Dios. Amor. Alegría. Paz. Paciencia. Amabilidad. Bondad. Fidelidad. Humildad y Dominio Propio. Gal 5/22. 

Padre Celestial oramos y te pedimos que el Frito de Tu Espíritu Santo habite en nosotros llenamos en El para que podamos multiplicarlo y llevarlo por donde quiera que vayamos.!

Amen.! 

Jcoa.!

¡La vida que debemos llevar.! Jcoa.!

DE LO COMÚN Y LO CORRIENTE A LA GRANDEZACharles Stanley.!

octubre 23, 2017

Hechos 4.13

13 Los gobernantes, al ver la osadía con que hablaban Pedro y Juan, y al darse cuenta de que eran gente sin estudios ni preparación, quedaron asombrados y reconocieron que habían estado con Jesús. 

Acts 4:13 | NVI.

Cualquiera que estudie el modus operandi de Dios, se da cuenta de que es muy diferente al de los hombres. La sabiduría del mundo dice que para alcanzar grandes logros se necesitan personas excepcionales y muchos recursos, pero el Señor elige a menudo lo pequeño e insignificante para lograr sus propósitos.

Por ejemplo, Cristo escogió como sus discípulos a un grupo de hombres comunes y corrientes, pero que “transformaron al mundo” después de ser llenos del Espíritu Santo. Durante su ministerio terrenal, Jesús alimentó a miles de personas con el almuerzo de un niño, y vio las dos pequeñas monedas de una viuda como una ofrenda superior a todas las demás (Jn 6.5-12; Lc 21.2, 3).

5 Cuando Jesús alzó la vista y vio una gran multitud que venía hacia él, le dijo a Felipe:—¿Dónde vamos a comprar pan para que coma esta gente?6 Esto lo dijo sólo para ponerlo a *prueba, porque él ya sabía lo que iba a hacer.7 —Ni con el salario de ocho meses[B] podríamos comprar suficiente pan para darle un pedazo a cada uno —respondió Felipe.8 Otro de sus discípulos, Andrés, que era hermano de Simón Pedro, le dijo:9 —Aquí hay un muchacho que tiene cinco panes de cebada y dos pescados, pero ¿qué es esto para tanta gente?10 —Hagan que se sienten todos —ordenó Jesús.En ese lugar había mucha hierba. Así que se sentaron, y los varones adultos eran como cinco mil. 11 Jesús tomó entonces los panes, dio gracias y distribuyó a los que estaban sentados todo lo que quisieron. Lo mismo hizo con los pescados.12 Una vez que quedaron satisfechos, dijo a sus discípulos:—Recojan los pedazos que sobraron, para que no se desperdicie nada.

John 6:5-12 | NVI

2 También vio a una viuda pobre que echaba dos moneditas de cobre.[J] 3 —Les aseguro —dijo— que esta viuda pobre ha echado más que todos los demás. 4 Todos ellos dieron sus ofrendas de lo que les sobraba; pero ella, de su pobreza, echó todo lo que tenía para su sustento.

Luke 21:2-4 | NVI

Dios es experto en el uso de personas que no parecen estar capacitadas para servirle. Moisés era un pastor de ovejas de 80 años de edad y tartamudo que liberó a una nación. Después de que Gedeón se escondía de sus enemigos, Dios lo convirtió en un valiente guerrero. David fue el menor de sus hermanos que pasó desapercibido, pero que mató a un gigante con una pequeña piedra y llegó a ser el rey más grande de Israel.

Dios no está buscando personas extraordinarias; Él quiere voluntarios que doblen obedientemente su rodilla. El ser común y corriente no le hace a usted inútil. Por el contrario, le permite ser una demostración del poder divino en su vida. Dios toma a las personas insignificantes y se deleita en hacerlas grandes.

¿Ha pensado usted alguna vez que su falta de capacidad, talento o habilidades es el escenario ideal para que Dios exhiba de manera admirable el poder y la gloria de Cristo? Si usted tiene la disposición de someterse a su dirección, Él hará grandes cosas en usted y por medio de usted.

Amigos cristianos en todas las naciones, demos gracias a Nuestro Padre Celestial por enviar a nuestras vidas a Mi Sr Jesucristo, quien nos enseñó y testificó La Palabra de Dios en Su Vida y en la de sus discípulos dándonos la oportunidad de vivir esa vida abundante en gracia y poder en El Espíritu Santo de Dios.

Por habernos llamado para seguir Su Camino, para que seamos testimonio del cambio, la regeneración, transformación y conversión de nosotros, para que seamos sus discípulos y llevemos vida abundante a todos los lugares donde nos encontremos.

Y si somos lo más insignificantes que bueno poder llevar ese estigma a todo nuestro círculo social, mostrando la Sabiduría que Nuestro Dios Todopoderoso nos ha otorgado para que prediquemos Su Palabra a toda persona que pase por nuestras vidas.

Alabado y Glorificado por siempre Padre Nuestro que estás en los Cielos.!

Amen.!

Jcoa.!