Caminar en Sabiduría Divina.! Jcoa.!

¡Andar sabiamente!Charles Stanley.!

Efesios 5.15-17

15 Así que tengan cuidado de su manera de vivir. No vivan como necios sino como sabios, 16 aprovechando al máximo cada momento oportuno, porque los días son malos. 17 Por tanto, no sean insensatos, sino entiendan cuál es la voluntad del Señor. 

Ephesians 5:15-17 | NVI

Cuando el apóstol Pablo nos exhorta a andar con sabiduría, da tres instrucciones para ayudarnos a tomar decisiones que le agraden a Dios. 

1. Dice:”Mirad … cómo andéis” (Ef 5.15). 15 Así que tengan cuidado de su manera de vivir. No vivan como necios sino como sabios, 

Ephesians 5:15 | NVI

Porque vivimos en una sociedad moralmente corrupta, debemos estar atentos a nuestra manera de pensar y actuar. A menos que decidamos mantenernos alertas, haremos lo que está de acuerdo con las influencias seculares.

2. En Efesios 5.16, 16 aprovechando al máximo cada momento oportuno, porque los días son malos.

Ephesians 5:16 | NVI, el apóstol nos dice que aprovechemos al máximo nuestro tiempo. El Señor nos ha dado a cada uno de nosotros 24 horas cada día y diversas oportunidades de participar en sus planes para nosotros. Pero, muy a menudo, tenemos la tentación de malgastar nuestro tiempo y fuerzas en nuestros asuntos, sin pensar en lo que el Padre celestial pueda haber dispuesto para nosotros.

3. En Efesios 5.17, 17 Por tanto, no sean insensatos, sino entiendan cuál es la voluntad del Señor. 

Ephesians 5:17 | NVI, el apóstol hace la exhortación final: “[sed] entendidos de cuál sea la voluntad del Señor”. En su sentido más amplio, la voluntad de Dios para nosotros es que seamos la persona que Él quiso que fuéramos al crearnos, y que hagamos el trabajo que dispuso para nosotros (Ef 2.10). 10 Porque somos hechura de Dios, creados en Cristo Jesús para buenas obras, las cuales Dios dispuso de antemano a fin de que las pongamos en práctica.

Ephesians 2:10 | NVI. Sabiendo esto, debemos ver cada decisión teniendo presente si nuestra elección promoverá o estorbará los propósitos de nuestro Padre celestial para nosotros. Vivir fuera de su voluntad es una insensatez.

El Señor quiere que andemos sabiamente para que podamos disfrutar de todas las bendiciones que Él ha prometido en su Palabra. El tiempo y las oportunidades desaprovechadas nunca se recuperan. Consagrémonos a hacer que nuestra vida valga para Cristo, en vez de vivir para nosotros mismos.

Amigos cristianos en todas las naciones, vivir sabiamente es obedecer totalmente todos los Mandamientos de Nuestro Padre Celestial; así tendremos una vida plena, llenos de Su Gracia, Su Favor, Su Protección, Su Provison, y podremos participar a otros del modelo de vida cristiana en victoria con Mi Sr Jesucristo, quien dio toda su vida por nosotros. 

Aprovechemos cada segundo de nuestras vidas comportándonos sabiamente, dando testimonio de nuestra conducta cristiana.

Entendamos cuál es la Voluntad de Nuestro Padre Celestial, para convivir ayudando a nuestro prójimo en amor, con obras, consejos, apoyo, servicio, enseñándoles el Evangelio, compartiendo lo mejor de nosotros. 

Así agradaremos a Nuestro Padre Celestial y recibiremos sus coronas; siendo buenos siervos fieles y verdaderos.

Amen.!

Jcoa.!

La Sabiduría Divina.! Jcoa.!

¡El fundamento de la sabiduría!Charles Stanley.!

Proverbios 9.7-12

»El que corrige al burlón se gana que lo insulten; el que reprende al malvado se gana su desprecio.8 No reprendas al insolente, no sea que acabe por odiarte; reprende al sabio, y te amará.9 Instruye al sabio, y se hará más sabio; enseña al justo, y aumentará su saber. 10 »El comienzo de la sabiduría es el temor del Señor; conocer al Santo[W] es tener discernimiento.11 Por mí aumentarán tus días; muchos años de vida te serán añadidos.12 Si eres sabio, tu premio será tu sabiduría; si eres insolente, sólo tú lo sufrirás.»

Proverbs 9:7-12 | NVI

“El temor de Jehová es el principio de la sabiduría” (Pr 9.10). A primera vista, puede ser difícil entender la relación entre estos dos conceptos. ¿Cómo puede el temor a Dios hacernos sabios?

Primero, necesitamos entender lo que significa temer al Señor. Este término se usa para referirse al temor reverencial a Dios que nos lleva a reconocerlo como el Soberano del cielo y la Tierra, a someternos a su voluntad, y a andar en obediencia. El resultado de tal respuesta será la obtención de sabiduría.

Quienes se consagran a vivir para los propósitos de Dios, no para los suyos, tendrán una mayor comprensión de Él. El Espíritu Santo les capacitará para ver las circunstancias y las personas desde la perspectiva divina. Esta clase de sabiduría va más allá de la percepción humana, y nos da discernimiento para tomar decisiones que se ajustan a los planes del Señor para nuestra vida. Al saber que Él siempre obra para nuestro bien, nos da el poder para tener confianza tanto en los buenos como en los malos tiempos.

Quienes rechazan los mandatos del Señor le deshonran con su negativa a reconocer su derecho a gobernar sus vidas. Es una necedad rebelarse contra su autoridad y pensar que se puede ganar. Quienes no temen a Dios nunca conocerán la verdadera sabiduría.

¿Cuál es su actitud hacia el Señor? Si de verdad lo reverencia, escuchará sus mandatos y atenderá sus advertencias. El deseo de honrarle y agradarle le motivará a dar la espalda al pecado y a buscar con ahínco vivir en obediencia. El resultado será la sabiduría que va más allá de la comprensión humana.

Amigos cristianos en todas las naciones, tenemos dos caminos y uno es para obtener Sabiduría, el otro es la desobediencia que nos desvía y lleva a la perdición; ¿cuál queremos tomar?

Temor reverente a Nuestro Padre Celestial es obedecer todos sus Mandamientos, es amar estar y compartir con El todos nuestros momentos, Adorarle. Alabarle, compartir nuestras vidas haciendo siempre Su Santa Voluntad, es estar consagrados a sus Santos Propósitos, obtendremos una mayor comprensión de Su Favor y Su gracia.

Es darnos cuenta que podemos llevar una relación permanente en Mi Sr Jesucristo en todo tiempo, y lugar, porque El vive dentro de nosotros, conoce cada paso que damos, sabe de todas nuestras situaciones y quiere ayudarnos, por eso debemos ser obedientes y sensibles a Su Voz; para llevar una vida y conducta cristiana reverente en amor y bendición.

Amen.!

Jcoa.!

¡Plenitud Sobre La Roca! Jcoa.!

¡Plenitud Sobre La Roca!Pastor Dario Silva Silva.!

Apuntes Jcoa.!

Mt 7/24/27.

24 »Por tanto, todo el que me oye estas palabras y las pone en práctica es como un hombre prudente que construyó su casa sobre la roca. 25 Cayeron las lluvias, crecieron los ríos, y soplaron los vientos y azotaron aquella casa; con todo, la casa no se derrumbó porque estaba cimentada sobre la roca. 26 Pero todo el que me oye estas palabras y no las pone en práctica es como un hombre insensato que construyó su casa sobre la arena. 27 Cayeron las lluvias, crecieron los ríos, y soplaron los vientos y azotaron aquella casa, y ésta se derrumbó, y grande fue su ruina.»

Matthew 7:24-27 | NVI

1. La Partida. Gen 28/10.

2. El Anochecer. Gen 28/11a.

3. El Reposo. Gen 28/11b.

4. El Sueño. Gen 28/12a.

5. Los Ángeles. Gen 28/12b.

6. La Visión. Gen 28/13a.

7. La Voz. Gen 28/13b.

8. La Promesa. Gen 28/13c.

9. La Descendencia. Gen 28/14/a.

10. La Salvación. Gen 28/ 14b.

11. La Compañía. Gen 28/15a.

12. La Protección. Gen 28/15b.

13. El Retorno. Gen 28/15c.

14. El Propósito. Gen 28/15d.

15. La Realidad. Gen 28/16a.

       Soñar=Pensar=Actuar.

16. La Omnipresencia. Gen 28/16b.

17. El Temor. Gen 28/17.

18. Él Devocional. Gen28/18.

19. La Casa. Gen 28/19.

       Casa Sobre La Roca= Luz para las Naciones.

20. El Pacto. Gen 28/20/22.

 Gen 28/10/22. 

10 Jacob partió de Berseba y se encaminó hacia Jarán. 11 Cuando llegó a cierto lugar, se detuvo para pasar la noche, porque ya estaba anocheciendo. Tomó una piedra, la usó como almohada, y se acostó a dormir en ese lugar. 12 Allí soñó que había una escalinata apoyada en la tierra, y cuyo extremo superior llegaba hasta el cielo. Por ella subían y bajaban los ángeles de Dios. 13 En el sueño, el Señor estaba de pie junto a él y le decía: «Yo soy el Señor, el Dios de tu abuelo Abraham y de tu padre Isaac. A ti y a tu descendencia les daré la tierra sobre la que estás acostado. 14 Tu descendencia será tan numerosa como el polvo de la tierra. Te extenderás de norte a sur, y de oriente a occidente, y todas las familias de la tierra serán bendecidas por medio de ti y de tu descendencia. 15 Yo estoy contigo. Te protegeré por dondequiera que vayas, y te traeré de vuelta a esta tierra. No te abandonaré hasta cumplir con todo lo que te he prometido.»16 Al despertar Jacob de su sueño, pensó: «En realidad, el Señor está en este lugar, y yo no me había dado cuenta.» 17 Y con mucho temor, añadió: «¡Qué asombroso es este lugar! Es nada menos que la casa de Dios; ¡es la puerta del cielo!»18 A la mañana siguiente Jacob se levantó temprano, tomó la piedra que había usado como almohada, la erigió como una *estela y derramó aceite sobre ella. 19 En aquel lugar había una ciudad que se llamaba Luz, pero Jacob le cambió el *nombre y le puso Betel.[M]20 Luego Jacob hizo esta promesa: «Si Dios me acompaña y me protege en este viaje que estoy haciendo, y si me da alimento y ropa para vestirme, 21 y si regreso sano y salvo a la casa de mi padre, entonces el Señor será mi Dios. 22 Y esta piedra que yo erigí como pilar será casa de Dios, y de todo lo que Dios me dé, le daré la décima parte.»

Genesis 28:10-22 | NVI

Amigos cristianos en todas las Naciones, Su Palabra hoy, para todos nosotros es testimonio desde el Antiguo Testamento, está anunciado El Salvador; su descendencia para todas las naciones desde Abraham. Isaac. Jacob es Bendecida para todas las generaciones en la tierra.

Mi Sr Jesucristo La Roca Inamovible, sobre la cual todos debemos estar, para que podamos vivirlo, contarlo, practicarlo, testificarlo, bajo su guía, protección, sus promesas de estar siempre acompañadonos, nos dan fuerzas para seguir hacia la meta que todos tenemos; ir a La Casa de Dios. 

Todos tenemos un sueño; se hará realidad si está cimentado sobre la Roca Mi Sr Jesucristo. 

Amen.!

¡Contentamiento en Jesucristo! Jcoa. 

¡Cómo aprender a tener contentamiento!Charles Stanley.!

Filipenses 4.10-13

10 para que disciernan lo que es mejor, y sean puros e irreprochables para el día de Cristo, 11 llenos del fruto de justicia que se produce por medio de Jesucristo, para gloria y alabanza de Dios. El vivir es Cristo 12 Hermanos, quiero que sepan que, en realidad, lo que me ha pasado ha contribuido al avance del *evangelio. 13 Es más, se ha hecho evidente a toda la guardia del palacio[B] y a todos los demás que estoy encadenado por causa de Cristo.

Philippians 1:10-13 | NVI

Por lo general, asociamos el contentamiento con las condiciones favorables. Cuando nuestras relaciones familiares son buenas, el trabajo es satisfactorio y no tenemos problemas de salud o económicos, entonces nos sentimos bien. Pero si algo sale mal, nuestro contentamiento desaparece.

Eso no es lo que el pasaje de hoy nos está diciendo. Pablo había aprendido a tener contentamiento, sin importar cuáles fueran sus condiciones. Esta es una noticia maravillosa para nosotros, porque significa que nosotros, también, podemos aprender a tener contentamiento, sin importar lo que estemos enfrentando. Debemos recordar que:

Pablo tenía contentamiento porque descansaba en la fidelidad de Dios. Sabía que el Señor tiene todo el control (Sal 103.19), 19 El Señor ha establecido su trono en el cielo;su reinado domina sobre todos.

Psalms 103:19 | NVI

y que ha prometido que todo lo que disponga sea para el bien de sus hijos (Ro 8.28). 28 Ahora bien, sabemos que Dios dispone todas las cosas para el bien de quienes lo aman,[L] los que han sido llamados de acuerdo con su propósito. 

Romans 8:28 | NVI

En todas y cada una de las circunstancias, Pablo descansaba en la seguridad de la mano soberana y amorosa de Dios. El apóstol también confiaba en que todo lo que iba a necesitar, lo recibiría en el tiempo del Señor.

Su contentamiento fluía también de su enfoque en Cristo. Aunque estaba escribiendo desde una prisión romana, Pablo no se sentía víctima ni se regodeaba en la autocompasión. De principio a fin en la carta a los Filipenses, hablaba de Cristo. De hecho, su deseo más grande en la vida era conocer al Señor y participar de sus padecimientos (Fil 3.10).

Nunca podremos encontrar contentamiento permanente en nuestras circunstancias, pero podremos encontrarlo en Cristo.

Amigos cristianos en todas las naciones; Contentamiento = Contentos con lo que tenemos = Paz = Dedicación =Alegría= Amor = Bendicones.

Debemos tener en cuenta todo lo que Nuestro Padre Celestial nos da cada mañana para empezar nuestro día: Paz

Proteccion. Provisión. Salud. Bienestar. Amor. Corrección. Dirección. Todo esto debería tenernos totalmente contentos, agradecidos por su Bondad y Misericordia, lo que nos da cada momento en nuestro diario vivir; y cuando nos suceden momentos en los cuales tenemos problemas o inconvenientes por las decisiones que tomamos sin consultarle, debemos acudir El, para pedir su ayuda y tener contentamiento en Jesucristo, quien nos fortalece. 

¡Gracias Padre Celestial por darnos Tu Amor! 

¡Gracias Mi Sr Jesucristo por fortalecernos en Tu Amor!

¡Gracias Espíritu Santo de Dios por Los dones y talentos que nos otorgas! 

Amen.!

Jcoa.!

¡Mi Sr Jesucristo esta en nosotros.! Jcoa.!

¡Ver a Cristo en nuestras circunstancias!Charles Stanley.!

Filipenses 1.12-25

12 Hermanos, quiero que sepan que, en realidad, lo que me ha pasado ha contribuido al avance del *evangelio. 13 Es más, se ha hecho evidente a toda la guardia del palacio[B] y a todos los demás que estoy encadenado por causa de Cristo. 14 Gracias a mis cadenas, ahora más que nunca la mayoría de los hermanos, confiados en el Señor, se han atrevido a anunciar sin temor la palabra de Dios.15 Es cierto que algunos predican a Cristo por envidia y rivalidad, pero otros lo hacen con buenas intenciones. 16 Estos últimos lo hacen por amor, pues saben que he sido puesto para la defensa del evangelio. 17 Aquéllos predican a Cristo por ambición personal y no por motivos puros, creyendo que así van a aumentar las angustias que sufro en mi prisión.[C]18 ¿Qué importa? Al fin y al cabo, y sea como sea, con motivos falsos o con sinceridad, se predica a Cristo. Por eso me alegro; es más, seguiré alegrándome 19 porque sé que, gracias a las oraciones de ustedes y a la ayuda que me da el Espíritu de Jesucristo, todo esto resultará en mi liberación.[D] 20 Mi ardiente anhelo y esperanza es que en nada seré avergonzado, sino que con toda libertad, ya sea que yo viva o muera, ahora como siempre, Cristo será exaltado en mi cuerpo. 21 Porque para mí el vivir es Cristo y el morir es ganancia. 22 Ahora bien, si seguir viviendo en este mundo[E] representa para mí un trabajo fructífero, ¿qué escogeré? ¡No lo sé! 23 Me siento presionado por dos posibilidades: deseo partir y estar con Cristo, que es muchísimo mejor, 24 pero por el bien de ustedes es preferible que yo permanezca en este mundo. 25 Convencido de esto, sé que permaneceré y continuaré con todos ustedes para contribuir a su jubiloso avance en la fe. 

Philippians 1:12-25 | NVI

Si usted tuviera el poder de cambiar sus circunstancias, ¿lo haría? Puesto que nadie tiene una vida sin problemas, la mayoría de nosotros diría que sí. Sin embargo, la realidad es que debemos aprender a vivir con algunas de nuestras circunstancias difíciles, porque solo Dios tiene el poder de alterarlas, y en su providencia ha permitido que se mantengan.

Tomemos, por ejemplo, al apóstol Pablo. Tenía el deseo de ir a Roma para predicar el evangelio, pero no previó la manera que Dios usaría para llevarlo allá. Todo comenzó con acusaciones falsas contra él en Jerusalén, su apelación a César, un viaje por un mar embravecido, un naufragio, y además el tiempo que iba a estar preso en Roma. Probablemente, esto no era lo que Pablo había imaginado, pero mientras estaba encadenado a una guardia romano, escribió estas palabras a la iglesia en Filipos: “Las cosas que me han sucedido, han redundado más bien para el progreso del evangelio” (Fil 1.12). 12 Hermanos, quiero que sepan que, en realidad, lo que me ha pasado ha contribuido al avance del *evangelio. 

Philippians 1:12 | NVI

La misma circunstancia que pudo haberle parecido una desgracia, se convirtió en el medio para un servicio fructífero.

Lo que parece un naufragio o un desvío en nuestros planes, pudiera ser el sendero ordenado por Dios para nuestra vida, pero existe una certeza a la cual podemos aferrarnos: Jesucristo está con nosotros y nunca cambia.

Las condiciones a nuestro alrededor fluctuarán, pero si somos de Cristo, Él usará cada situación para hacer su voluntad en y a través de nosotros. Incluso cuando enfrentemos asuntos de vida o muerte, podemos desear lo mismo que Pablo: que Cristo sea exaltado en nosotros, ya sea por vida o por muerte.

Amigos cristianos en todas las naciones,¿exaltamos a Mi Sr Jesucristo con nuestra forma de vivir?

¿Nuestra conducta cristiana es notable en toda situación de nuestras vidas alrededor de las personas que comparten con nosotros?

¿No vivo yo; sino Jesucristo Mi Señor vive en mi?

Examinémonos nuestro proceder cada momento de nuestras vidas, y quitemos todo lo malo, que estorbe muestra relación en Mi Sr Jesucristo, confesémosle todos nuestros pecados y transgresiones que cometemos diariamente, limpiándonos y purificándonos con Su Preciosa Sangre; para estar sin mancha ni pecado, y poder mostrar la luz que somos para la humanidad.

La Voluntad de Nuestro Padre Celestial es buena, agradable, y perfecta, muchas veces no coincide con nuestras situaciones por qué lo que le hemos pedido, sale totalmente diferente a lo que esperábamos; ¿qué debemos hacer? Confiar plenamente en su Voluntad y así no nos guste lo,que está pasándonos tengamos la certeza que va ser para bien, por qué Mi Sr Jesucristo sabe lo que necesitamos.

Si somos obedientes y tomamos los momentos difíciles entregándoselos, El nos responderá con su gracia y su amor, así será más llevadera las situaciones difíciles de nuestras vidas.

¡Alabémosle. Glorifiquemosle. Adorémosle por siempre.!

Amen.!

Jcoa.

¡Plegaria.! jcoa.!

Padre Celestial Dios Todopoderoso, venimos delante de Tu Santa Presencia para rendir nuestras vidas en adoración, alabanza, y honra, declarando que Tu eres nuestro Padre Eterno, que necesitamos de Tu Santo Amor, bondad y misericordia, acompañándonos en todo momento, tiempo y lugar, reconociendo Tu Santísima Autoridad sobre nosotros, clamamos tus bendiciones, tu abrazo celestial, para sentirnos amados, protegidos, acampados por el Poder de Tu Santo Espíritu quien nos llena de su amor, alegría, paz, paciencia, amabilidad, bondad, humildad y dominio propio, para que podamos servir al prójimo, dejando en sus vidas un testimonio y ejemplo de lo que representa Mi Sr Jesucristo en nosotros. Oramos por nuestras naciones, sus gobernantes, por La Paz en la tierra, y por qué en cada familia habite Tu Santa Presencia, bendiciendo sus vidas, espirituales, familiares, laborales, ministeriales, sociales, dando lo mejor de sus vidas para Ti en Alabanza y Adoración por siempre.

Amen.!

Jcoa.!

¡La Trinidad. Padre. Hijo. Espíritu. Jcoa.!

¡La verdad en cuanto a la Trinidad!Charles Stanley.!

Juan 14.26-27

26 Pero el Consolador, el Espíritu Santo, a quien el Padre enviará en mi nombre, les enseñará todas las cosas y les hará recordar todo lo que les he dicho. 27 La paz les dejo; mi paz les doy. Yo no se la doy a ustedes como la da el mundo. No se angustien ni se acobarden.

John 14:26-27 | NVI

Aunque la palabra Trinidad no se encuentra en la Biblia, la verdad de ella sí. Aunque hay un solo Dios, la Deidad se compone de tres personas distintas: Padre, Hijo y Espíritu Santo. Todas son igualmente omniscientes, omnipotentes, omnipresentes, eternas e inmutables, pero cada una tiene funciones exclusivas.

La Biblia enseña cómo cada miembro de la Trinidad cumple con su papel específico, y también la manera como se interrelacionan estos roles. Permítame expresar esta idea en términos sencillos: el Padre crea un plan, Jesucristo lo ejecuta y el Espíritu Santo lo dirige.

La redención muestra estas funciones de una manera clara. El Padre concibió y organizó la manera en que sería redimida la humanidad (Gá 4.4, 5). 4 Pero cuando se cumplió el plazo,[X] Dios envió a su Hijo, nacido de una mujer, nacido bajo la ley, 5 para rescatar a los que estaban bajo la ley, a fin de que fuéramos adoptados como hijos.

Galatians 4:4-5 | NVI

Puso en marcha un complejo conjunto de acontecimientos, acciones y profecías que culminaron en la vida y muerte de un Salvador. El Hijo llevó a cabo el plan (Jn 6.37, 38). 37 Todos los que el Padre me da vendrán a mí; y al que a mí viene, no lo rechazo. 38 Porque he bajado del cielo no para hacer mi voluntad sino la del que me envió.

John 6:37-38 | NVI

Siguió las instrucciones del Padre de venir a la Tierra, aunque eso significaba que tendría que morir. El Espíritu Santo se encarga de que cada persona sienta el llamamiento a la gracia salvadora de Dios (Jn 16.8; Ro 1.19, 20). 8 Y cuando él venga, convencerá al mundo de su error[O] en cuanto al pecado, a la justicia y al juicio;

John 16:8 | NVI

19 Me explico: lo que se puede conocer acerca de Dios es evidente para ellos, pues él mismo se lo ha revelado. 20 Porque desde la creación del mundo las cualidades invisibles de Dios, es decir, su eterno poder y su naturaleza divina, se perciben claramente a través de lo que él creó, de modo que nadie tiene excusa.

Romans 1:19-20 | NVI

Además, transforma la vida y el corazón de quienes reciben la salvación por medio de Jesucristo.

Padre, Hijo y Espíritu Santo son iguales en sus atributos divinos. Pero se relacionan con la humanidad de una manera diferente para cumplir con funciones distintas, porque cada uno tiene una función específica. Es muy importante entender esta diferencia. No tenemos tres dioses; sino un solo Dios en tres personas que funcionan de manera integrada, particular y perfecta.

Amigos cristianos en todas las naciones, la Trinidad es una verdad en nuestras vidas, nosotros tenemos alma, cuerpo y espíritu, y el Padre. Hijo. Espíritu Santo nos guían, ayudan, protegen, proveen, enseñan, bendicen, redarguyen, corrigen, enderezan nuestro andar diario, y comparten su Kairos en nuestro Cronos, para darnos todo su poder a cambio de nuestra obediencia absoluta a Su Palabra y Mandamientos.

La Trinidad cumple un plan y propósito en nosotros; nosotros debemos cumplir con ese plan y propósitos, para servir de instrumentos llevando el evangelio y predicando a todas las naciones. 

Amen.!

Jcoa.!